Competencia Desleal y Leal ¿Porqué no win-win?

Competencia Desleal y Leal ¿Porqué no win-win?

Esta entrada es una reflexión sobre la competencia desleal y la competencia leal, entonces hago un símil con las carreras de caballos: gana el mejor, el que más esfuerzo ha utilizado, el más hábil sin hacer trampas.

Más tarde o temprano se descubre al intruso, al tramposo.

competencia desleal

¿Competencia Leal o Desleal?

Sigue leyendo hasta el final

Jugando a caballo ganado es la clave, es la diferencia que marca la diferencia .

Claves de la competencia leal

Porqué no una estrategia win-win

Y porqué no, una estrategia win-win, donde ganamos todos intercambiando conocimientos, productos. Yo te compro, tu pagas, yo aporto, tú me aportas.

Lo importante es participar, competir lealmente

En esta historia os indico, que todos jugamos a ganar. Sí, la competición es un juego. Perderemos honradamente, lo importante es competir.
Entra dentro de lo típicamente correcto.
La cuestión está en si jugabas por participar o jugabas a ganar.

Pisar sobre seguro, pisar fuerte. Con la genialidad que se va a ganar y a conquistar la victoria.
En esta batalla del mundo de los negocios, como en el deporte o en las carreras de caballos no hay piedad.
Cuando salimos del estadio, todos somos amigos.
Y vuelta a empezar.

El pez grande se come al pez chico o no

El pez grande se come al pez chico, indudable. Y el pez más rápido a los dos, en contadas ocasiones, porque el rápido al final se convierte en pez grande.
Los usuarios, los consumidores se basan en las emociones y son capaces de pagar un precio más alto, sólo por llevarse ese regalo, que en definitiva y haciendo números, nada más que el desplazamiento se lo lleva.

Por ello la manía o la opción consiste en estar

Jugando a caballo ganador

Sobre jugar a caballo ganador se han vertido muchas historias ☺ Soy más de contar historias .

Pongo un ejemplo tonto:

Tienes la tienda de al lado, compras un pollo que te cuesta 8,95 Euros.
Pero resulta que en el hiper a dos kilométros está a 7,95 Euros.
¡Oh! Qué barato.
Toma, es un euro, sólo un euro. Ahora si se lo das al gorrilla por aparcar o lo metes en el parquing, ya está más que cobrado.
Sí,  nos puede caer una maceta en la cabeza caminando.
Igual puede pasar si vamos en coche, una avería, el tiempo que perdemos.

Competencia Desleal: Jugando con las cartas marcadas

¿A qué jugamos? Estamos haciendo competencia leal, o des-leal, competencia de listillos, que quizá entonces también hacian trampa, no hablo que otros fueran «beatos».

Porque el asunto de llevar escrita la compra, es otra historia. Si no vas comío o comía y llevas lo justo para pagar, resulta que «como ya he ido» he comprado unas madalenas, unos dulces y un poco de fruta para después del pollo, y resulta que lo que has montado es un «pollo».

Es sólo un juego de palabras. No no estoy ni mucho menos enfadado. Son los contrastes curiosos del consumidor, en la que hemos caído todo.

Desde luego tenemos nuestros «vicios» pequeños y antes de la tableta de cristal iPad, me como  la tableta de chocolate, que me gusta más

No entiendo estas disquisiciones o incoherencias, pero las respeto.

La competencia leal hizo posible mejorar el estilo de vida

La competencia leal, hizo mejor estilo de vida. Cada cual vendía con su suerte y había menos empleo precario .

Como defensor del pequeño comercio decía que este no podía competir, entre otras cosas porque tampoco compiten en las facilidades que le dan los entes públicos a las grandes cadenas, sobre todo en tema de contratación y de horarios.

[Tweet «Una competencia leal es como una carrera de caballos, a veces una décima de segundo hace que un caballo sea campeón. En la vida y en los negocios, es la diferencia que marca la diferencia.»]

Hay que salir a ganar y sobre todo a participar, a mejorar para la siguiente ronda, hay que estar jugando a caballo ganador

Parece entonces que hablaramos de un patito feo o de un caballo, el caballo el malo.

Es por ello por lo que al final, no siempre ganan los buenos de la película.

O tú que crees .

Tranquil@s

Epílogo

Después de una búsqueda en Google, me he llevado una sorpresa mayúscula, existen más búsquedas de competencia desleal, que de competencia leal.

Puede obedecer a dos motivos:

Uno que nos preocupa más la competencia desleal, y queremos saber cómo librarnos de ella, o

Segundo, que nos importa un silbato la competencia leal.

Y un tercero, quizá, que vamos por la vida de pillos. Mucho chau chau y luego nada.

Haz tu mismo las conclusiones.

Competencia Desleal Ley

Si estás interesado, aquí te muestro lo que dice → la Ley española

Imágen: Pixabay Clarence AlFord

***ACTUALIZACION: Actualizo una entrada del 17 de Marzo de 2014 sobre competencia desleal y leal, por ello he puesto una imágen de carreras de caballos, al final el mejor es el que llega primero. Y al segundo que ha hecho el mismo esfuerzo, le han faltado unos segundos.

Segundo, segundo. ¿Te das cuenta?

Deja tu comentario, quiero saber qué opinas.