Valor de la moneda: En el tamaño está la virtud

    Hago una reflexión sobre el valor de la moneda, desde el punto de vista de lo vivido. Cambios de moneda, pasar de peseta a euro, conversión de la peseta al euro, entrar en el espacio único europeo, en la forma de pagar cuando se paga en tarjeta. Otra cosa son los precios.

    Si lees hasta el final conocerás mi planteamiento, al igual que si lo deseas, participes con tus comentarios.

    Con dos meses confinados, hay tiempo más que de sobra para leer, rebuscar, organizar, almacenar e ir incluso poniendo en orden las ideas.

    Esto no es una crítica política, ni social, ni puntas de… solomillo.

    Antecedentes, del mercado real al mercado online

    El tema económico es uno de los temas que más me interesan o que más curiosidad me despiertan. Como plebeyo que soy, con los pies puestos en la tierra, se de dónde vengo y a lo que se puede aspirar.

    Desde que comenzó internet hace unos años, nos vendían la moto, con grandes landing pages o páginas de aterrizaje diciendo que podíamos ganar mucho dinero.

    Después de mucho tiempo, aunque lo fui captando, me he sentido literalmente estafado, porque si no obtienes resultados cuando contratas a alguien que te vende o promociona algo que te va a mejorar la vida, engañan.

    El antes y después del mercado real

    Yo que procedo del sector textil donde existía una dura competencia, teníamos que fijar los precios a la demanda, al precio que estaba la competencia y lo que podía pagar el público, por lo que el mercado se regulaba de forma libre.

    Llegó Internet y parecía que iba a ser la panacea y la magia, y que lo que difundían al ser algo novísimo, ibas a alcanzar resultados espectaculares. Algo irreal, como digo, primero porque no dan duros a peseta o traducido a la actualidad, no te van a dar cinco euros pagando un euro.

    Disquisiciones sobre el valor de la moneda

    Una vez explicados los antecedentes, comento que desde chico, me gustaba guardar alguna que otra moneda, casi siempre llevaba calderilla, porque la vida era asequible y te podía sacar de algún apuro minúsculo.

    He compuesto la foto, donde verás que cuando la moneda es de mayor tamaño, le teníamos más respeto, con ello quiero decir que teníamos que administrarnos bien.

    Cuando fueron reduciendo el tamaño de las monedas, parece que van perdiendo valor de uso, cuando no es así.

    valor de la moneda

    ¿Ves en el suelo una moneda de 1 céntimo de euro y te agachas a cogerla?

    ¿Crees que recibiría una respuesta sincera?

    Cuando el tamaño importa

    Si observas en la foto, cada moneda, marca una época. Desde los tiempos de la peseta en los años 80 y 90 del siglo pasado, donde llamaban a la moneda de 5 pesetas, un duro, la peseta apenas pesaba nada, pocos gramos, señal que la iban desplazando, cuando incluso quitaron los céntimos de peseta .

    Existía entre la gente de la calle, entre la que me incluyo, porque también fuimos aprendiéndolo de nuestros abuelos, tíos y padres, expresiones como 1.000 duros que eran 5.000 pesetas, conocíamos el valor de la moneda, los precios y en lo que se podía gastar o no.

    A la vez que una peseta, de tener un tamaño un poco menor que la moneda de un euro, a tener el tamaño de una lenteja, un poco antes de entrar en el euro.

    El tipo de cambio peseta euro

    Con las sucesivas devaluaciones, la peseta fue valiendo menos. No voy a entrar como digo si el cambio de 1 Euro a 166,386 pesetas fue correcto o no, solamente eso sí, tenían que habernos educado a la población a tener respeto por un euro y quizá poner un tamaño más grande e incluso hacerlo billete. De hecho un dolar americano se imprime en billete.

    Por lo tanto queda patente que cuando reducen el tamaño y la calidad al fabricar una moneda, hemos de estar alerta, algo indica que va a valer menos. O por lo menos lo parece

    El valor de la moneda después de la burbuja inmobiliaria

    Caminamos como desatados, había dinero a rabiar, empleo y los bancos daban créditos fáciles. Entonces confundíamos valor y precio, y en muchos casos tuvo efectos nocivos para el consumo, al hacer equivalencias góticas.

    #ERROR FAIL: 50 Euros = 5.000 pesetas → Primer error, no son 5000 sino 8394 pesetas a la equivalencia. Luego la subida supuso una pérdida de poder adquisitivo del 66,66%, pero como el dinero fluía no caímos en las consecuencias.

    Finalmente decir que el valor de la moneda, es un asunto a cuidar por el consumidor o viandante, y saber que un euro no son las cien pesetas de antes. Otra cosa, antes de que te vaya jugando a economía-ficción: si salieramos del euro, se produciría en España una hiperinflación, o sea, una subida hiperbólica de los precios, con las consecuencias de que entraríamos en hambruna al no poder pagar cosas necesarias para sobrevivir.

    El Reino Unido de la Gran Bretaña no lo ha sufrido, porque nunca renunció a su moneda, la libra esterlina, donde ésta es más fuerte que el euro. Esto quiere decir, que un británico recibe por una libra esterlina más euros, puede gastar más que nosotros los españoles.

    Creo que las nuevas generaciones lo han entendido y lo entenderán. Aunque es bueno saber algo de historia.

    Espero que lo pases bien.

    Deja un comentario