Cómo está tu salud financiera, ¿Estás buen@?

    Cómo está tu salud financiera, es una entrada que escribo inspirado por un tema que vi en los RSS, vengo a exponer ciertas recomendaciones sobre educación o salud financiera.

    salud financiera

    Ya sé que estaís todos saludables, y váis bien de dinero, de money, pero no está de más acerle un chequeo a la «cartera»

    ¿Está buena tu salud financiera?

    Realmente tendría que ser así, pues a pesar de la que está padeciendo el estado general del país algo habrá que hacer de vez en cuando.

    Es bueno que si los consumidores están bien informados y toman medidas para proteger sus intereses financieros individuales, podrás tener una economía saludable, porque si estás buen@ por dentro.

    Si nos falta dinero

    Si «falla la cartera», me incluyo, si nos falla la cartera, lo vamos a pasar mal, y ahora que se acercan las fechas navideñas serán alegres porque se reunen familiares y amigos, aunque muchos estarán tristes por no poder permitirse los caprichillos que nos dimos otras navidades, por lo menos el smartphone que no falte, para poder comunicarnos.

    Gracias a estos artilugios, cada vez somos más los que compartimos nuestras penas, y de las penas nacen alegrías( amistad).

    La infografía la puedes ver en Credit Donkey  es una guía educativa  que ayuda a los consumidores a  llevar a cabo una autoevaluación de la salud de sus créditos.

    Aún así y sea posible ahorrar mucho dinero comprando hay que controlar las cuentas corrientes y las tarjetas de crédito o débito.

    RAI y ASNEF nos quitan la reputación crediticia

    Existe en España la figura del RAI, qe no tiene nada ver con el matamoscas Raid, pero quizá lo haga a cañonazos, por lo que es aconsejable para su empresa, ver si está en el RAI, o ASNEF, para particulares. El hecho de estar aquí puede hacerle llevar un disgusto a la hora de que le concedan un crédito. Procura que te quiten del RAI (Puedes encargarlo en una gestoría)

    Por lo que has de ver si está buena tu salud financiera , no tendrás problemas a la hora de distribuir tus pagos.

    Mejora la seguridad por Internet

    Otra recomendación es lo que se llama phishing, o robo de datos bancarios. Sin caer en la obsesión tendrías que revisar el estado de tus cuentas por lo menos una vez a la semana, o cuando vayas por ejemplo a sacar dinero o hacer una transferencia desde tu cuenta. Controla bien tu banca electrónica.

    En cuanto a las tarjetas de crédito, cuidado, hay que ver las condiciones que nos han dado, como las comisiones anuales, comisión por sacar dinero del cajero si es de otro grupo bancario. A veces pagamos con tarjeta y no llevamos un control de lo que llevamos gastado.

    Cuida de tu salud financiera y ella cuidará de tí.

    Derechos de foto: Freedigitalphotos

     

    ***Actualizacion entrada de 17-11-2013

    Deja un comentario