Tendencias: De la sociedad de consumo a la del ocio

    Mi reflexión en este post es la divagación sobre consumo y ocio. Si hemos pasado de la sociedad de consumo a la sociedad del ocio. Qué factores han cambiado en dos décadas.

    sociedad de consumo

     

    Introducción sobre la sociedad de consumo

    Parece como si los movimientos sociales de entonces vieran una fiebre consumista y después de todo, en períodos de escasez, hubiera un replanteamiento.
    Hace 20 años un amigo recién licenciado, que tenía trabajos esporádicos me comentó:
    Germán, acabaremos en la sociedad del ocio.

    Cómo conseguir trabajo en la sociedad de consumo

    Conseguir trabajo en lo que habíamos estudiado, era casi idéntica a la de ahora, con el atenuante que podías optar a otra serie de trabajos de «menor cualificación».

    Su afirmación, sin pena ni gloria, quedó en un simple comentario al que no di la importancia debida.

    Como observador de la realidad, he estado atando cabos estos días y se me ha encendido la chispa.

    No, no he descubierto la pólvora, aunque tampoco es aventurado decir que las formas comerciales como se entienden en la actualidad, están dijeramos caducas.

    La eterna fórmula sobre la materia

    Como formulara Lavoisier : La materia ni se crea, ni se destruye sólo se transforma.

    Y en eso estamos: en una transformación.

    Si observamos el entorno, veremos claramente varios factores:

    La rápida transformación de la sociedad de consumo

    La rápida evolución de la tecnología de «consumo», orientada al ocio.

    Sí, aunque hablé del marketing móvil, este es uno de los factores de cambio hacia los negocios de ocio.

    Sirva de ejemplo una pregunta: Cuando el consumidor ha estado de vacaciones, ¿En qué piensa?

    En las merecidas vacaciones, que es lógico, después de un año de trabajo.

    Para el desempleado, aún es más duro, pero es igual, buscará la manera, al no disponer de ingresos fijos, de organizar su ocio, por ejemplo de forma colectiva con otros.

    El consumidor en sus vacaciones, tiene la mirada puesta en la playa, en la montaña, en hacer algún viaje.

    Pero… ¿Piensa en comprar ropa? La justa.

    ¿Piensa en comprar algún electrodoméstico?  No, sólo si se le rompe.

    No hay que confundir fiebre consumista con consumo de supervivencia

    La fiebre consumista. entendida groso modo, como el ánimo por el público de adquirir nuchas cosas de forma reiterada, en ropa para vestir, en decorar la casa, que ha tenido el estandarte máximo desde la época del desarrollismo, toca a su fin.

    La sociedad de consumo masivo, se pierde en la crisis, que era favorable a ambas partes: al consumidor y al comercio. Al comercio beneficiaba, que al tener más demanda, podía emplear a más personal, con lo que a la vez creaba más riqueza porque había nuevos consumidores.

    Hoy, tiene otra forma de encasillamiento, dijeramos que es más selectivo, influido por la capacidad adquisitiva mermada en las clases medias, es decir, han cambiado los hábitos de consumo.

    La fiebre de los dispositivos móviles ha cambiando los hábitos

    La fiebre de los dispositivos móviles ha cambiando los hábitos, no es malo ni bueno, en sí mismo. Depende de quien sea el ganador y el perdedor.

    Ahora: los dispositivos móviles irán en aumento, no por nada, sino que permitidme la comparación (aunque como dicen todas las comparaciones son odiosas), los dispositivos móviles es el «nuevo perro o animal de compañía», nuestra mascota .

    Los animales de compañía, no te cantan, pero te acompañan.

    [Tweet «Los animales de compañía, no te cantan, pero te acompañan. «]

    Negar la realidad es como dar palos de ciego, o como van las mulas con los ojos tapados dando vueltas a las antiguas norias de agua.

    Con  los móviles pasa igual, porque se han extendido a la chiquillería. No es ni bueno ni malo, solo es así.

    2º Otro factor clave para hablar de la sociedad del ocio, es el feroz desempleo y la esperanza de vida, que hay que alegrarse por lo segundo, no tanto porque quieren alargar el tiempo para jubilarse como para que cada vez seremos más los que seremos jubilados dentro de veinte años y la escasa natalidad.

    «Jubilados eméritos en el sentido de ser mayores con mejor preparación».

    De ese modo a parte de muchas tendencias y tecnologías que nacerán, habrá ocio y cultura

    Como no se vuelva al ladrillo, que es la única industria nacional (pues pocos a poco, se desmanteló la industria pesada tradicional) y al depender cada día de los dictados de Bruselas ( tengo que aclarar que esto es una reflexión, no soy antieuropeísta, ahora bien ¿Echarías piedras sobre tu tejado?

    El enfoque, la tendencia girará más en el ocio.

    Toda idea orientada a la tecnología o al ocio, triunfará.

    La evolución pasa por un cambio radical

    Un ejemplo lo tenemos en las startup’s, anglicismo para expresar negocios que se crean de base tecnológica.
    Por lo que queda relegado el comercio tradicional a como lo vemos en la actualidad.
    Otro ejemplo que me inspiró para escribir este post, es el que leí en el diario IDEAL de Granada, en la edición de papel, hace tiempo,pero he encontrado el link en el diario Granada Hoy

    http://www.granadahoy.com/granada/creacion-comoda-relajante_0_764324106.html, sobre MiPuf, una empresa que ha resistido a la crisis con productos innovadores.

    Asi, que estamos en el estadio, en la transición, de pasar de la

    sociedad de consumo a la sociedad del ocio.

    Derechos de Foto: webandi

    Deja un comentario