Con amigos en la pausa del café expreso

    La pausa del café, es una de los hábitos o costumbres que aún permanecen en las relaciones sociales, por lo que una taza de café expreso es un momento de encuentro.

    café expreso

    Puede parecer irrisorio, pero de las costumbres hemos hecho leyes, y a cada cual se le ocurre una cosa, por ejemplo, los ingleses coinciden en su hora del té, con la hora del café.

    Cuál es la hora adecuada para tomar un café expreso

    a las cinco de la tarde es una pausa (valga la redundancia) obligada, por dos motivos, el primero por ir desacelerando del trabajo y la segunda según el contertulio o contertulios que tengas, por intercambiar impresiones de forma distendida sobre los tiempos del ayer, hoy y mañana.
    Recuerdo aquellos años de facultad, cuando

    La pausa del café es una parada casi obligada

    La pausa del café es una parada casi obligada.
    Sólo disponíamos de quince minutos entre clase y clase, para degustar su aroma, rico en arábicas y un poco de robusta. No obstante, es una costumbre que no termina en la Facultad ni en los posgrados. Ocurre en la vida real, el de tener una pausa, dedicar un momento a degustar el mejor café.

    Variedad de aromas de café

    El aroma entonces no me quitaba el sueño, sino que me espabilaba, y me emergia en la clase magistral del catedrático o del profesor titular.

    Quien le dió forma al café, digo la forma de molerlo, tostarlo y luego infusionarlo, consiguió un logro hasta el punto de que nacieron las cafeterías, por la costumbre de estar sentados en torno a una taza de café.

    Establecimientos como Starbucks han hecho historia.

    Son dulces recuerdos, porque le echaba, azúcar a su sabor amargo.

    Ahora pongo un video de otro competidor, destinado al ámbito doméstico, Nespresso
    La marca de Nestlé, ha sabido «vender» bien su producto, consiguiendo hacer alianzas estratégicas. A parte de ello, cada día están siendo copiadas sus cápsulas por otras marcas e incluso marcas blancas. Y es que el café es pasión.
    Ché passione., quizá asimilable al cacao amargo.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *